top of page
  • croi21

Cómo prevenir la sensibilidad de un blanqueamiento dental

Si hay un tratamiento que consigue llamar la atención de nuestros pacientes en cualquier época del año, sin duda es el blanqueamiento dental. Es una gran alternativa para devolverle el blanco perdido a la sonrisa y volver a sonreír con plena confianza. No obstante, seguro que alguna vez has leído o escuchado que el blanqueamiento dental provoca sensibilidad dental durante el tratamiento y una vez terminado. Pues bien, tenemos que decirte que, en la gran mayoría de casos, es cierto. Por eso, para prevenir esta situación, en este artículo te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones al respecto. ¡Vamos a ello!

 

¿Por qué puede producir sensibilidad el blanqueamiento dental?

La mayoría de los pacientes que se realizan un blanqueamiento dental no experimentan molestias o, como mucho, algunas muy leves y pasajeras. Sin embargo, uno de los efectos más comunes es la aparición de cierta sensibilidad dental. Esta sensación aparece durante el tratamiento en clínica y a lo largo del día de la intervención, especialmente cuando se consumen alimentos y bebidas muy fríos o calientes.

El principal motivo por el que puede producirse es porque los dientes se vuelven algo más sensibles debido a la acción del gel blanqueador a través de los poros del esmalte. Este agente, además, penetra hasta la dentina, el interior del diente. Aunque es una sensación extraña, es totalmente soportable y, sobre todo, temporal.

 

¿Puedo utilizar productos desensibilizantes?

Los productos desensibilizantes, como los dentífricos, están recomendados para las personas que sufren sensibilidad dental de forma habitual. Este tipo de pastas dentales cierran los poros de la dentina, gracias a una barrera protectora. En el caso de su efectividad a la hora de realizar un tratamiento de blanqueamiento dental, existen diversos estudios que avalan su uso.

De esta manera, en algunos casos, puede aplicarse un gel desensibilizador antes de iniciar el procedimiento, de manera que reduzca el riesgo y la gravedad de la sensibilidad. No obstante, es el propio odontólogo el que te debe recomendar estos productos.

 

Si quieres dar el paso y apostar por una sonrisa mucho más blanca y bonita, contacta con nosotros. ¡Te aseguraremos que estas pequeñas molestias merecerán mucho la pena!

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page