top of page
  • croi21

¿Por qué tengo dolor de muelas y cómo puedo evitarlo?

El dolor de muelas es, probablemente, la afección más asociada a la Odontología a lo largo de las décadas. A todos nos ha dolido alguna vez un molar, desde a los más pequeños hasta a los más ancianos. No obstante, eso no significa que sea un síntoma normal, sino que está asociado a alguna afección bucal. Ya que llevamos más de 25 años tratando el dolor de muelas en Las Palmas, queremos explicarte cuáles pueden ser las causas principales de esta afección y, además, darte unos consejos para evitar esta situación.


¿Por qué me duelen las muelas?

Sigues tu rutina diaria y, de repente, notas el dolor de muelas. Puede ser un malestar leve o algo más agudo y punzante que te oprime la mandíbula, el oído o la cabeza. En cualquier caso, es un dolor muy molesto e incapacitante que suele ser señal de una afección bucodental.

Lo primero que debes saber es que debajo del esmalte de las piezas dentales se encuentra la pulpa, un tejido esponjoso con nervios y vasos sanguíneos. Si esta se inflama, notaremos las molestias habituales relacionadas con el dolor de muelas. Los molares, por su parte, son las encargadas de realizar la masticación, pero, por su posición, también suelen ser las piezas dentales que reciben menos atención en nuestra higiene dental diaria. Esto puede provocar que, a la larga, se puedan generar caries o hipersensibilidad dentaria.


Sin embargo, estos no son los únicos causantes de que nos duelan las muelas, sino que pueden intervenir otras circunstancias:

· Fisuras en el esmalte ocasionadas por el bruxismo.

· Hipersensibilidad dentaria originada, por ejemplo, por una gingivitis.

· La erupción de las muelas del juicio.

· Una mordida incorrecta.

· Sinusitis.


¿Qué remedios existen para el dolor de muelas?

Puede parecer evidente, pero la solución más eficaz es la prevención. En nuestra clínica dental de Las Palmas, tratamos a diario con dolores de muelas que, con una higiene bucal adecuada y revisiones periódicas, podrían haberse evitado.


Si, aun así, sientes algún dolor o molestia, te recomendamos que visites a tu odontólogo para que te prescriba el tratamiento adecuado. Como ves, las causas pueden ser muchas y no todas se tratan igual, por lo que es vital que un experto revise tu caso y pueda atacar la raíz del problema.


Empieza por evitar bebidas y alimentos fríos, calientes, duros y especialmente los azucarados. Si necesitas un poco de alivio, aplica algo ligeramente frío en la mejilla del lado que te duela para calmar la inflamación, pero procura no ingerir medicamentos que no hayan sido prescritos por un profesional.



Si sufres de dolor de muelas o te preocupa algún aspecto de tu salud bucal, ponte en contacto con nosotros. ¡Te ayudaremos encantados!

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page