top of page
  • croi21

Avulsión dental: qué es y qué hacer frente a ella

La avulsión dental es el desalojo de un diente de su alveolo, es decir, la pérdida de una pieza completa debido, generalmente, a un fuerte traumatismo. Es una de las urgencias más comunes en las clínicas dentales y la rapidez con la que se trate el problema es clave a la hora de repararlo.

En Centro de Rehabilitación Oral Integral somos profesionales expertos en salud oral en Las Palmas y te contamos cómo debes actuar en caso de avulsión dental.

Una de las características de la avulsión dental es que el diente se desprende por completo, sin que su estructura quede dañada. Se produce, especialmente, como consecuencia de la práctica deportiva o a causa de un accidente. Estadísticamente los hombres son más propensos a sufrirla y también los niños en edades tempranas. Si la pieza afectada es un diente de leche no se reimplanta, pero si se trata de un diente definitivo hay que actuar con rapidez y determinación.

Pasos a seguir ante un caso de avulsión dental

En primer lugar, es imprescindible conservar la calma y localizar el diente perdido. Nosotros recomendamos acudir al dentista en el menor tiempo posible. El objetivo es reimplantar la pieza de forma inmediata para que el tejido del ligamento periodontal vuelva a formarse y sujete el diente de nuevo.

Una vez se haya localizado el diente, enjuágalo con agua limpia y manipúlalo siempre por la parte de la corona. Es importante no tocar la raíz del diente, la parte no visible.

A la hora de transportar en diente hasta la clínica dental, es aconsejable llevarlo colocado en el propio alveolo, el hueco que ha quedado tras la avulsión. Si ya se ha producido un coágulo y esta opción no es posible, recomendamos transportarlo dentro del a boca, debajo de la lengua. Esto es porque la saliva es un buen medio de conservación y llegará en mejores condiciones. Por último, puedes meterlo en un recipiente con leche desnatada.

En el centro se procederá a la reimplantación del diente que se sujetará gracias a una férula. El tiempo que permanezca esta férula en tu boca variará dependiendo de la evolución del tratamiento. Por eso, a partir de ahí, recomendamos acudir a revisiones periódicas y seguir las pautas indicadas por tu dentista de confianza.


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page